Archivo del sitio

CONTENCIÓN Vs LÍMITES AUTORITARIOS

Por Awka Malen

Los niños de hoy necesitan límites desde el amor, desde la contención y no desde el autoritarismo. Los adultos que necesitan poner limites desde un lugar de poder son adultos que en realidad no se sienten seguros de ejercer la funcion correspondiente a ese lugar que ocupan.

En Psicología, se entiende por contención el hecho de acompañar el proceso del niño, proveyéndole constante bienestar y seguridad física y emocional, pero respetando su espacio propio. Se trata de una presencia amorosa del padre, madre, profesor o terapeuta que proporciona un apoyo incondicional pero no invasor. Estimula y favorece la madurez y autoestima del niño o niña.

Antes de los seis años de edad, desarrollar la parte emocional y creativa es más importante que estimular la parte racional, lógica y verbal; por lo tanto, es de utilidad estimular el hemisferio derecho (intuitivo, emocional) y enfatizar la parte lúdica de cualquier actividad. Es importante tener en cuenta la hipersensibilidad de los niños y niñas, por ende no criticarlos, ponerles apodos o etiquetas tales como: eres tonto, bobo, que torpe eres, que inútil… A esta edad, y toda la vida, deben saberse AMADOS INCONDICIONALMENTE, tanto en sus buenos ratos, como en sus momentos de tristeza, miedo, ira, errores o aburrimiento. Debido a su hipersensibilidad auditiva, su umbral de tolerancia a los ruidos es más baja. Por lo tanto, debemos evitar los gritos, alzar la voz y los ruidos estridentes. Hablarles siempre con un tono de voz normal y de manera madura.

Son niños y niñas en general precoces, por lo tanto su sexualidad es también precoz. Es mejor hablarles del proceso de la concepción, del embarazo y del parto, de manera natural y clara, cuando el tema aparece en la conversación y en sus preguntas desde temprana edad. Es importante que el niño, niña o joven conozcan sus sentimientos, que reconozcan que los padres y docentes también son seres humanos, con sus altibajos, sus heridas y sus dificultades. El niño tiene que saberlo y así aprender el respeto y la tolerancia hacia nosotros también. Para eso hay que hablarles sin gritar, hacerles saber cómo se siente uno.

Eso es inteligencia emocional pura: saber reconocer sus emociones y saber expresarlas sin herir. Sin herirse a uno mismo y sin herir a los demás.

Link a Facebook de Awka Malen

A %d blogueros les gusta esto: