Reggio Emilia y sus cien lenguajes

El niño
está hecho de cien.
El niño tiene cien lenguas
cien manos
cien pensamientos
cien maneras de pensar
de jugar y de hablar
cien siempre cien
maneras de escuchar
de sorprenderse de amar
cien alegrías
para cantar y entender
cien mundos
que descubrir
cien mundos
que inventar
cien mundos
que soñar.

El niño tiene
cien lenguas
(y además de cien cien cien)
pero le roban noventa y nueve.
La escuela y la cultura
le separan la cabeza del cuerpo.
Le dicen:
de pensar sin manos
de actuar sin cabeza
de escuchar y no hablar
de entender sin alegría
de amar y sorprenderse
sólo en Pascua y en Navidad.
Le dicen:
que descubra el mundo que ya existe
y de cien le roban noventa y nueve.
Le dicen:
que el juego y el trabajo
la realidad y la fantasía
la ciencia y la imaginación
el cielo y la tierra
la razón y el sueño
son cosas que no van juntas
Y le dicen
que el cien no existe
El niño dice:
“en cambio el cien existe”.

Loris Malaguzzi

Loris Malaguzzi

Malaguzzi (1920-1994) es el iniciador e inspirador de la aventura educativa reggiana. Un maestro y pedagogo que dedicó toda su vida a la construcción de una experiencia de calidad educativa que, a partir de una enorme escucha, respeto y consideración de las potencialidades de los niños y niñas, pudiese reconocer el derecho de éstos a ser educados en contextos dignos, exigentes y acordes con dichas capacidades, que las personas adultas no debemos traicionar.

Su trabajo se desarrolla, después de la Segunda Guerra Mundial, en las escuelas infantiles para niños y niñas de 0 a 6 años, para la construcción de un servicio público municipal que ofreciese a niños, niñas, familias, trabajadores y trabajadoras la posibilidad de aprender democráticamente en una Comunidad Educativa.

La experiencia educativa reggiana

TYPO3 Templates

Reggio Emilia es una ciudad, al norte de Italia, de 140.000 habitantes, que se ha hecho famosa en el mundo por su enfoque educativo (conocido internacionalmente como el Reggio Approach) para los niños de cero a seis años. La aventura educativa de ReggioEmilia comienza, inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, cuando, en 1945, sobre todo algunos grupos de mujeres por medio de un trabajo cooperativo, construyen las primeras Escuelas Infantiles para niños de tres a seis años.

De un testimonio de ese año se puede leer, actualmente, un escrito en la famosa escuela de Cella: “Juntos, hombres y mujeres, hemos construido los muros de esta escuela, porque la queríamos nueva y diferente para nuestros hijos”.

En 1963, el Ayuntamiento de Reggio Emilia, sin olvidar estos orígenes comunitarios, crea las primeras escuelas que hoy constituyen una red  de 24 centros para niños y niñas de 3 a 6 años (de los cuales 4 son gestionados por cooperativas que tienen un convenio especial con la administración local y 26 centros para niños y niñas de 0 a 3 años (de los cuales 13 son cooperativas con convenios especiales).

Algunos apuntes sobre el Reggio Approach

La propuesta educativa y la propia identidad pedagógica de esta experiencia se han enriquecido con algunos rasgos importantes que la connotan y que exponemos a continuación:

La participación de las familias y la gestión social, que, abiertamente, han destruido la idea de separación de la escuela, de la familia y de la sociedad.

La pedagogía de las relaciones, que ha exaltado la colectividad y la cooperación entre los niños y adultos, superando la idea de la escuela como lugar de aislamientos individualistas, tanto para quien enseña como para quien aprende.

La teoría de los “Cien lenguajes de los niños”, que ha valorado la pluralidad de códigos lingüísticos, venciendo las históricas contraposiciones culturales entre cuerpo y mente, entre acción y pensamiento, entre ciencia y fantasía, etc.

La práctica de la escucha como contrapuesta a la atávica incapacidad del hombre de poner atención y consideración a las palabras, y a las acciones de los niños.

La documentación como llave de lectura y de valoración de los procesos de aprendizaje de los niños, y como instrumento de interpretación y de conocimiento del lado oculto del planeta-infancia.

El redescubrimiento de la creatividad no como una facultad mental distinta, sino como una forma de ser y de pensar de todas las personas.

El valor de la diversidad y de la complejidad entendidas más como recursos que se deben promover, que como problemas que hay que “alejar”.

La calidad espacio-ambiental descubierta como “lenguaje silencioso”, que puede sugerir ideas, socialización, propuestas y bienestar.

La idea de la organización no como mero aspecto gestionario, sino como parte integrante y elemento decisivo de la cualidad y de las finalidades del proyecto.

La formación de los educadores confiada, principalmente, al saber que los propios educadores producen, con el convencimiento de que las competencias educativas nacen en interacción con la práctica educativa y que los niños -y quien está con ellos- son, más que consumidores, los primeros productores de una cultura de la infancia.

La presencia del taller y del tallerista como elemento esencial para asegurar la atención al arte, a la estética, a la investigación visual y a la creatividad.

Sergio Spaggiari

Acerca de El Camino de los Niños

Fundación cuyos objetivos son: 1.- Difundir información de las diferentes pedagogías alternativas o libres que existen entre madres, padres, maestros, amigos y cualquiera que esté interesado y sobre todo llegar a los que no tienen ni idea de que existen. Apoyar en la bella tarea de educar niños libres y sanos. 2.- Crear espacios en el que los niños puedan SER, dentro de un ambiente de armonía y respeto, viviendo y afirmando su conexión con la esencia de la vida y honrando a los cinco elementos: Tierra, Agua, Aire, Fuego y Espíritu. Realizando talleres y cursos con actividades físicas y manuales que despierten de forma natural el reconocimiento a la magia de la vida, la naturaleza y la espiritualidad. 3.-Cambiar en los niños y adultos las creencias limitantes transmitidas: la tierra no ensucia, la lluvia no enferma, el fuego nos brinda calor, el aire nos regala la vida en cada respiración. Alentar el reconocimiento del poder personal y no delegarlo nunca a otros.

Publicado el 31 enero, 2012 en Pedagogías alternativas. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Julio César Sandoval Mothelet

    Os adoro, me han llenado de alegría. Me han conducido a un poema hermoso que re significa el proyect de nuestra institución.

  2. Griselda pineda

    Gracias por compartir tan valiosa información, me gustaría ir a visitar la escuela yo estoy en mi primer anio para ser una maestra waldor espero en un futuro tener el placer de conocerles.
    Paz y Bendiciones
    Griselda Pineda…

Comparte con nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: